6 pasos para ser productivo sin trabajar de más

¿Cuántas veces has salido tarde del trabajo porque no terminaste a tiempo las tareas? Seguramente llegas a casa sin ganar de saber nada de trabajo, y cuando despiertas, en lo único que piensas es en la cantidad de pendientes para resolver llegando a la oficina, y que se acumularán junto con las actividades que se den durante el día.  Antes de empezar a trabajar, detente un momento para organizar todo lo que tendrás que llevar a cabo.

Te sugerimos aplicar las siguientes recomendaciones:

Jerarquiza

Jerarquiza tus actividades, delegar responsabilidades y saber discernir las habilidades de mi equipo de trabajo. Fijar objetivos específicos y alentar para su cumplimiento son herramientas que nos ayuda para que cada uno explote al máximo sus habilidades en el menor tiempo posible.

Maximiza el tiempo de trabajo

Todo equipo debe ser liderado con visión y organización.  Existen actividades que poco a poco consumen tiempo y pueden ocuparse en otras de mayor prioridad. Es importante que la gestión del tiempo sea adecuada para que la concentración no se pierda y se potencialice la productividad.

Planea tus reuniones laborales

Las juntas son una excelente herramienta para estar al tanto y sugerir algunas implementaciones o recomendar alguna acción en cada área; hay que saber discernir cuando son realmente necesarias y en qué momento sólo se requiere de una parte del personal.

Evita las reuniones largas, que tomen mucho tiempo no significa que sean efectivas o que ayudarán a resolver la problemática actual de mejor manera, en caso que sea imposible cortar el tiempo de reunión, permite una pausa para despejar la mente.  Las conclusiones son lo más importante, deben ser claras, breves y concisas, al final se podrán entender los acuerdos o decisiones que fueron establecidos.

Escucha siempre; las opiniones y dudas en todo momento son bien recibidas, da tiempo suficiente para exponer cualquier comentario, sin perder el dinamismo con el que fluye la conversación, así el objetivo no se diluirá y será productiva. Para tener una junta solo emplea a los miembros necesarios, no paralices la operación de tu empresa a menos que sea totalmente necesario.

Plantea objetivos y un plazo para la entrega de resultados

La confianza es parte importante para obtener mejores resultados, si en una reunión fueron fijados ciertos objetivos, deben ir acompañados de un plazo para que finalice o para entregar resultados. Cuando un proyecto lleva tiempo, puedes designar una o dos reuniones para evaluar cómo ha avanzado y una reunión final para la entrega de conclusiones.

Organiza a tu equipo

Las fugas de tiempo son vicios que van carcomiendo la productividad de un equipo llevar una agenda ayuda a mejorar siempre y cuando el tiempo destinado para cada actividad sea respetado. Sé eficiente y aprovecha al máximo tu tiempo y el tiempo de tu equipo.

Tratar de finalizar todas las tareas al mismo tiempo solo provocará caos e incluso puede traer confusiones, te recomiendo organizarlas y jerarquizarlas. No dejes nada inconcluso, si inicias algo finalízalo.  Un acierto es delegar funciones, siempre está al pendiente que todas las áreas de tu empresa estén en el mismo canal para minimizar errores y eficientar el tiempo de cada una de ellas.

Permite tiempos de descanso

Todas las personas requieren un momento para despejar la mente, de lo contrario se va perdiendo poco a poco la concentración y esto puede traerte resultados no deseados.  Si tienes un ambiente laboral organizado, harás un equipo comprometido que los llevará a ser productivos y cumplir sus responsabilidades. No debes olvidar la comunicación, busca que sea directa para evitar trabajar doble.

Fuente: Entrepreneur